Teleférico - Complexo do Alemão
 

Português Castellano

O conjunto de estações do sistema de teleférico do Complexo do Alemão constitui uma nova presença positiva na paisagem da Cidade do Rio de Janeiro. Hoje, logo que o visitante chega à cidade através do aeroporto internacional do Galeão, ou enquanto espera no hall da sala de embarque para deixar a cidade, já percebe claramente quatro estações do teleférico que aparecem na paisagem, “colocando no mapa”, literalmente, o Complexo do Alemão, antes estigmatizado e “invisível” para o cidadão comum e agora associado a uma nova condição de cidadania, passando de área de exclusão para área de visitação.

O fato das estações aparecerem no mesmo campo visual junto da Igreja da Penha e o Cristo Redentor, constitui um fato relevante. E por estarem próximas da Igreja pode se perceber claramente a “função simbólica” dela no sentido da “elevação vertical” através das suas duas torres (vistas como duas agulhas) em contraste com os tetos brancos horizontais das estações que remetem à condição terrena da comunicação humana. Assim, além de “localizar” o Complexo no território da cidade, as estações fazem alusão, por contraponto com a Igreja, a esse sentido “comunicacional” das estações. Como diz uma canção italiana:

“la línea orizzontale ci spinge su la matéria,
quella verticale, verso lo spírito...”

No Rio, o teleférico é conectado à rede de trens metropolitanos que atende à Zona Norte do município.

Jorge Mario Jáuregui


“Nuevo ícono en el paisaje de Río de Janeiro”
Teleférico del “Complexo do Alemão”

Quien llega  a Río por vía aérea, o desde São Paulo en vehículo terrestre, encuentra ahora una nueva marca en el paisaje. El proyecto de Jorge Mario Jáuregui para el teleférico del Complexo do Alemão representa una nueva presencia en la cima de los morros del conjunto de favelas localizado frente al aeropuerto. Muy próximo a dos esbeltas torres que coronan el morro de la Iglesia de la Penha, cuatro estaciones del teleférico puntúan y colorean el paisaje de casas de ladrillos sin revocar de las favelas cariocas. Con una extensión de 3,5 Km las estaciones funcionan como mirantes de 360º sobre el atractivo paisaje de montañas y mar que caracteriza a Rio de Janeiro.

El proyecto para el conjunto de favelas que integran el Complexo do Alemão fué encomendado por el gobierno del Estado de  Rio de Janeiro después de una visita del gobernador Sergio Cabral a la ciudad de Medellín, que cuenta con un sistema similar. Medellín fue la primera ciudad de Latinoamérica en implementar un sistema de transporte de masa por cable, conectado a  la red de Metro.

El paseo en teleférico por el Complexo do Alemão ya se transformó en atracción ofrecida por las agencias de turismo. Constituye un nuevo conector de la vida de los habitantes del conjunto de favelas donde está inserido y un gran facilitador de la movilidad interna; el teleférico garantiza al mismo tiempo una nueva y eficaz conexión con el centro de la ciudad.

En Río el teleférico se conecta a la red de trenes metropolitanos que atiende a la Zona Norte del municipio, la mas pobre.


Teleférico del "Complexo do Alemão"

Inaugurado en Julio de 2011, la red del teleféricoproyectada por Jorge Mario Jàuregui y Atelier Metropolitano, ofrece servicio de transporte via cable para los habitantes de las 13 favelas que componen el Complejo do Alemão, una de las más numerosas de la ciudad.

Con 6 estaciones construidas, el sistema cuenta con 152 góndolas, con capacidad para 8 pasajeros sentados y 2 en pié, que se desplazan a 18km/h en un intervalo de 12 segundos entre sí. El sistema actualmente atiende a 15.000 habitantes y turistas que utilizan este transporte diariamente, teniendo capacidad para duplicar la demanda.

Cada edificación cuenta con 3 pisos: un hall de acceso en la planta baja, donde están localizadas las áreas de los servicios de utilidad pública (bancos, correo, biblioteca, servicio social,etc); las salas de apoyo técnico en el primer piso; y las plataformas de embarque y desembarque localizadas en el último piso.

Todas las estaciones poseen cobertura con lona tensionada en color blanco, para reflejar el calor y proporcionar umedad al conjunto (bien visibles en el paisaje, desde las vías de circulación, inclusive a gran distancia).

El sistema teleférico puede ser considerado un "equipamiento de prestigio", considerando el monto de la inversión (100.000.000 de reales), la eficiencia de operación y la presencia urbanistico-paisajistica. El teleférico ayudó a modificar completamente el imaginario negativo que rodeaba el Complexo do Alemão, transformando un agrupamiento de favelas de la zona Norte de Rio (la mas carente de inversiones significativas), de lugar de exclusión a un lugar de visitación, contribuyendo a generar trabajo y renta para sus habitantes, debido a la afluencia de visitantes.

De esta manera, junto con la mobilidad física que el sistema ofrece, las estaciones en el paisaje se transforman en punto de referencia (mojones) para la orientación tanto de los habitantes cuanto del ciudadano en general, al mismo tiempo que generan una "contaminación positiva" del entorno, y un proceso de valorización y demanda por el lugar.

Así, tanto lo físico como lo social son "activados" y accesados por este sistema de mobilidad, que introduce la presencia y el "suave balanço" (como dice la letra del samba sobre las garotas) de las góndolas sobre las edificaciones, ofreciendo una nueva percepción, ahora también paisajística, del Complexo do Alemão.

El proyecto del sistema de teleférico para el conjunto de favelas está constituido por un recorrido que "cose" por lo alto los principales morros del Complejo. Las 5 estaciones que coronan los morros constituyen una nueva presencia positiva en el paisaje de la ciudad de Rio de Janeiro. Hoy, tan luego el visitante llega a la ciudad a través del Aeropuerto Internacional Tom Jobim, o mientras espera para embarcar, percibe claramente en su campo visual cuatro estaciones del teleférico que aparecen en el paisaje, "colocando en el mapa", literalmente, el Complexo antes estigmatizado e "invisible" para el ciudadano común y ahora asociado a una nueva condición de ciudadanía.

El sistema de teleférico redujo para 17minutos el tiempo de viaje entre los puntos extremos del Complejo, que antes demoraba mas de una hora para ser recorrido, con gran esfuerzo físico.

El hecho de que las estaciones están en el mismo campo visual junto a la Iglesia de la Peña que corona un morro vecino y el Cristo Redentor, constituye un hecho relevante. Y por estar próximas a la Iglesia puede percibirse claramente el contraste de la línea vertical de sus dos torres con los techos blancos horizontales de las estaciones. La línea vertical de la Iglesia remitiendo a la función simbólica de "elevación", mientras la horizontal de las estaciones remite a la comunicación entre los seres humanos.

Como dice una canción italiana:

"la línea orizzontale ci spinge su la matéria,quella verticale, verso lo spírito"

En Rio, el teleférico está conectado a la red de trenes metropolitanos que atiende a la Zona Norte de la ciudad.

Cada estación fue concebida como una "estación verde", con la edificación protegida por una "cortina vegetal", utilizando agua de lluvia para irrigación, captando energía solar para la iluminación externa, además de cada edificio haber sido pensado para garantizar ventilación cruzada en todos los ambientes.

La implantación de un sistema de transporte de masa por cable tiene varias ventajas:

1. Garantizar accesibilidad a los distintos morros del Complejo de favelas sin exigir grandes demoliciones para ampliación de las vías de circulación existentes;

2. Ofrecer un sistema de transporte público rápido y eficiente, que en el caso del Complexo do Alemão cuenta en cada una de las cinco estaciones con excelentes vistas panorámicas sobre un amplio entorno con 360° de visión;

3. Crear nuevas e importantes centralidades en el corazón de las comunidades;

4. Contribuir para la seguridad ciudadana y la reducción de la criminalidad;

5. Creación de espacios públicos alrededor de las estaciones, introduciendo vegetación paisajística y climáticamente concebida;

6. Incorporación de servicios, equipamientos y espacios para la convivencia comunitaria en los locales de mayor dificultad de acceso terrestre;

7. La posibilidad del control de la expansión de las edificaciones, de la concentración de basura en los puntos críticos y la seguridad local, pues el permanente monitoreo aéreo ejercido por los propios usuarios del teleférico es la mejor garantía de "fiscalización";

8. Desenclavar el Complexo do Alemão, contribuyendo para des-inmobilizar los habitantes, especialmente ancianos y niños;

9. Estimular la recalificación y la reconfiguración del entorno por "contaminación positiva";

10. Resignificar positivamente, en el imaginario colectivo, esta parte e la ciudad para el ciudadano carioca y para los propios habitantes del Complexo do Alemão.

 


Tratamento Paisagístico Projetado

The Rio Times